Los aceites esenciales no sólo se pueden usar por separado. Mezclados, pueden ser aún más eficaces desde el punto de vista terapéutico. O, en su vertiente más sensorial, producir nuevas combinaciones olfativas, agradables y de gran sutileza. Hoy, en este artículo, te contamos cómo mezclar aceites esenciales con sentido y con mucho éxito.

Criterios principales para combinar aceites esenciales

como-mezclar-aceites-esenciales-criteriosCriterio número 1: Unir aromas de la misma familia olfativa

La combinación más sencilla que podemos hacer es entre varias esencias de una misma familia. Es decir,  entre aceites que pertenezcan, por sus características, a la misma familia aromática. Así nunca nos equivocaremos. Cítricos con cítricos; Amaderados con amaderados, etc. (Puedes consultar qué es una familia aromática y cómo podemos clasificar los perfumes en este post anterior.)

Criterio número 2: mezclar aceites con fines terapéuticos

Otra criterio de mezcla sería reunir diferentes aceites a partir de sus propiedades terapéuticas. Si queremos crear una mezcla que nos aporte descanso y relajación mental, deberemos combinar aceites que nos proporcionen este beneficio principalmente, y no otro. La mayor parte de la mezcla debe estar dirigida al síntoma más problemático y cualquier otro aceite que se añada será para ayudar. (Para conocer las propiedades de cada aceite esencial, te invitamos a consultar las entradas anteriores de este blog, donde describimos las propiedades y usos de los aceites esenciales más importantes).

Criterio número 3: crear una mezcla con finalidad perfumística

También podemos conjuntar diferentes aceites combinando notas aromáticas, en su proporción adecuada. Se aconseja combinar los aceites en la siguiente proporción: 30% de notas de salida, 50% de corazón y 20% de notas de fondo.

Aunque ya hablamos de este concepto en el mismo artículo del blog que hemos citado antes, recordaremos brevemente a continuación qué son las notas de salida, de corazón o de fondo.

notas-aromaticasNotas de salida

Son las primeras que se aprecian al oler una mezcla y desaparecen a los pocos minutos. Aceites esenciales que generalmente se clasifican como notas de salida: bergamota, lavanda, lemongrass, limón, lima, naranja, mandarina. 

Notas de corazón

Son las notas que contribuyen a crear la personalidad del aroma. Las notas corazón se mantienen durante algunas horas, luego su rastro desaparece. Aceites categorizados normalmente como notas de corazón: Abeto, árbol del té, citriadora, eucalipto, romero. 

Notas de fondo

Aportan estabilidad y profundidad a la mezcla. Son las esencias menos volátiles y más perdurables: pueden mantenerse durante meses. Aromas que son considerados como notas de fondo:  Cedro, incienso, pachulí

¿Qué necesitaremos para mezclar?

frasco-cristal-oscuro-con-tapon-goteroEl material básico para iniciarse en la disciplina de cómo mezclar aceites esenciales es fácil de conseguir.

  • Frasco o botella pequeña de cristal oscuro, con tapa de rosca, para evitar la evaporación y los efectos de la luz solar.
  • Cuenco de cristal, donde realizar la mezcla.
  • Cuentagotas.
  • Guantes, para proteger las manos.
  • Bastoncillos de algodón, para hacer pruebas antes de realizar la mezcla definitiva.
  • Papel y bolígrafo, a fin de realizar un registro de lo que vayas haciendo. En aromaterapia, la creatividad y el impulso son permitidas, incluso recomendables, aunque también se precisa un cierto grado de método.
  • Etiquetas. Cada frasco debe llevar, al final del proceso, un adhesivo exterior donde se detalle el nombre de la mezcla, composición y proporciones.

Cómo hacer las mezclas, paso a paso

  1. Decide qué quieres conseguir con la mezcla de aceites: si persigues un fin terapéutico o puramente sensorial. Este objetivo de salida determinará claramente los aceites implicados en la mezcla.
  2. Clasifica los aceites esenciales de los que dispones por propiedades, por familias de fragancia o bien por notas aromáticas. Si te mueve un propósito curativo, deberás poner atención en las propiedades de cada aceite. Si, por el contrario, buscas una mezcla olfativa que se acomode a tus preferencias, deberás clasificar los aceites con otros criterios, esto es, según la familia olfativa o bien por notas de salida, corazón o fondo.
  3. Haz múltiples pruebas: Introduce un bastoncillo de algodón en los frascos de los aceites esenciales que quieras mezclar. Es importante que utilices un único bastoncillo por frasco.  Una vez hayas untado el bastoncillo con el aceite a probar, muévelo en el aire, a unos 30 cm de tu nariz. Has lo mismo -sin demorarte- con los demás aceites que quieras combinar.
  4. Mezcla los aceites. Una vez que hayas decidido qué combinación vas a usar, podrás comenzar a mezclarlos. Si has decidido que harás una mezcla con finalidad perfumística, te aconsejamos que apliques la regla 30-50-20: prepara la mezcla con un 30 % de nota de salida, 50 % de nota corazón y 20 % de nota de fondo.
  5. Si vas a usar tu fórmula a través de un difusor, sólo debes añadir unas gotas (sin diluir en ningún otro aceite base) en el depósito de agua de tu difusor de perfume eléctrico.
  6. Si lo que quieres es usar la mezcla para aplicártela de manera tópica, debes tener la precaución de diluir ésta con un aceite portador de origen vegetal.  Entre los adecuados se encuentran:
    • aceite de almendras dulces
    • aceite de aguacate
    • aceite de sésamo
    • aceite de jojoba
    • aceite de oliva
    • aceite de semilla de uva

Familias aromáticas que combinan bien

familias-olfativasComo dijimos en una anteriormente, los aromas pueden clasificarse en familias aromáticas.  Supongamos que clasificamos los aromas en estas 6 categorías (hay decenas de variaciones taxonómicas entre perfumistas):

  • Florales: neroli, ylang ylang, jazmín
  • Cítricas: limón, naranja, bergamota, lima, lemongrass
  • Frutales: manzana, melocotón
  • Herbáceas: lavanda, romero, menta, tomillo
  • Amaderadas: árbol del té, cedro, pachulí, incienso
  • Especiadas: canela, clavo

Como hemos anticipado, los aceites de una misma categoría suelen combinarse bien entre sí. Así, las esencias de tipo cítrico, como, por ejemplo, de limón, funcionarían a la perfección con la mandarina, la naranja o la bergamota.

Pero, más allá de este concepto, muy básico, hay que entender que hay familias aromáticas que se acoplan a las mil maravillas con otras categorías de aromas. A continuación te listamos 5 combinaciones de familias aromáticas que funcionan bien:

  • Cítricas + florales + herbáceas + especiadas 
  • Amaderadas + cítricas
  • Herbáceas + amaderadas 
  • Amaderadas + florales + herbáceas + cítricas
  • Florales + amaderadas + cítricas

Algunas de las combinaciones de aceites más populares

Pero si no te quieres complicar, aquí te listamos cuatro combinaciones sencillas y ya probadas, compuestas por dos aceites, que se han usado y se siguen usando por su gran compatibilidad entre sí:

  • Menta y lavanda
  • Naranja y limón 
  • Cedro y bergamota
  • Eucalipto y romero

Las mejores mezclas de aceites esenciales

Como te hemos contado, una de las razones o criterios por los que combinar aceites esenciales es, más allá de conseguir nuevas creaciones perfumísticas, es crear fórmulas con fines terapéuticos específicos. La razón de ser de la aromaterapia, vaya. Ahí van cuatro de las mejores mezclas de aceites esenciales con fines curativos.

  • Mezcla para generar alegría y buena onda:

    • 3 gotas de bergamota
    • 2 gotas de incienso
    • 2 gotas de naranja
  • Combinación de aceites para dormir como un niño:

    • 4 gotas de aceite esencial de bergamota
    • 3 gotas de aceite esencial de lavanda
    • 3 gotas de aceite esencial de naranja
  • Mezcla sinérgica para relajarse:

    • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
    • 5 gotas de aceite esencial de bergamota
    • 4 gotas de aceite esencial de naranja
    • 4 gotas de aceite esencial de incienso
  • Sinergia para aportar vitalidad a tu vida:

    • 10 gotas de aceite esencial de limón
    • 6 gotas de aceite esencial de menta
    • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
    • 3 gotas de aceite esencial de bergamota

Equivalencias entre gotas y mililitros

Generalmente, no se menciona el hecho de que los orificios de los cuentagotas suelen tener tamaños diferentes. Esto puede provocar graves alteraciones en nuestras mezclas, ya que, como todos sabemos, los aceites esenciales poseen un alto grado de concentración y una simple gota conserva un potencial curativo muy elevado.

Para poner luz a tanta confusión, te presentamos un listado de las equivalencias aproximadas que suelen utilizarse para realizar las mezclas:

  • 10 gotas = 0,5 ml
  • 20 gotas = 1 ml
  • 40 gotas = 2 ml
  • 60 gotas = 3 ml

Consejos finales: cómo mezclar aceites esenciales

consejos-como-mezclar-aceites-esenciales

  • Las mezclas se deben diluir en un aceite portador (aceite de almendras, de coco, etc.) si se quieren aplicar directamente sobre la piel. Si se desea ambientar un espacio mediante difusión (a través de un brumizador), no hay que diluir la mezcla con ningún aceite base o portador.
  • El orden en que se indican los ingredientes de las fórmulas no es arbitrario. Los aceites esenciales se enumeran en el orden que deben mezclarse.
  • Las medidas deben ser lo más exactas posibles. Por eso es tan importante para el usuario de aceites esenciales el disponer de unas buenas herramientas de medición. Ten en cuenta, sin embargo, que el tamaño de agujero del cuentagotas suele variar según cada fabricante.
  • Mezclar aceites esenciales para aplicaciones terapéuticas es un proceso totalmente distinto del de hacerlo con finalidad perfumística. Este último, como hemos dicho, se caracteriza por las notas de fondo, corazón y salida. Cuando se utiliza con fines curativos, el objetivo de la mezcla aromática no es conseguir armonizar ciertas notas aromáticas sino aunar ciertas capacidades curativas, como es normal.
  • El arte de mezclar aceites es un arte sutil. A veces menos es más. No lo olvides.
  • Debes entender que los aromas varían con el tiempo. Así que, una vez conseguida la mezcla, ten paciencia y espera unos 3 o 4 días. El aroma de una combinación puede variar a medida que estos se van acomodando.  
  • Las proporciones para mezclar con aceite base son las siguientes:
    • Si quieres usar un brumizador o difusor de aromas, no diluyas tu mezcla de aceites esenciales en un aceite portador. Introduce simplemente de 3-5 gotas de la fórmula conseguida para cada 100 ml de agua.
    • En masajes, usa 15-20 gotas de aceite esencial por cada 15 ml de aceite portador.
    • Para lociones para la piel, usa de 3-15 gotas por 15 ml de aceite portador.
    • Niños: utiliza de 3-6 gotas por 15 ml de aceite portador.
    • En el baño, usa de 2-12 gotas de aceite por 15 ml de dispersante. Por su adecuada densidad, la miel, la leche, el aceite de jojoba o el aceite de almendras dulces son adecuados para el baño.

Hasta aquí os hemos descrito cómo mezclar aceites esenciales. Pero para todos aquellos que quieren beneficiarse del poder de las mezclas sinérgicas pero no están interesados en conocer cómo combinar los ingredientes,  tenemos una solución definitiva: las mezclas sinérgicas de aceites esenciales de Boles d’olor. 

¿Qué es una mezcla sinérgica de aceites esenciales?

mezclas-sinergicas-de-aceites-esenciales-boles-dolorUna mezcla sinérgica es una mezcla de aceites esenciales, cuidadosamente pensada y calculada, para que el resultado final sea mayor o superior -en términos curativos o terapéuticos- a la suma de las partes por separado. Basándose en estos principios, Boles d’olor ha creado 6 fórmulas sinérgicas que sirven a 6 objetivos terapéuticos diferentes. Veámoslas una a una, en detalle:

1. Energy (Menta, lima, limón y canela): Si te sientes sin fuerzas para acometer tus tareas diarias, esta mezcla restaurará tu vitalidad.

2. Happiness (Naranja Dulce, Hierbabuena, Mandarina, Cedro y Limón): Contribuirá aportar buenas vibraciones en el ambiente.

3. Passion (Naranja, Pachuli, Ylang Ylang, Limón, Bergamota, Cedro y Canela): Esta mezcla te ayudará a mejorar la comunicación con tu pareja.

4. Spa (Eucalyptus, Romero, Tomillo Rojo, Menta y Niauli): Purifica y limpia la atmósfera de tu hogar.

5. Sweet Dreams (Lavanda, Naranja, Neroli y Ciprés): Aportará relajación a tu mente y te preparará para una noche de verdadero descanso.

6. Zen (Lemongrass, Lavanda, Cedro de Virginia y Geranio): Mezcla ideal para generar paz, calma y equilibrio a tu hogar.

Comprar Aceites Esenciales

Comprar Mezclas de Aceites Esenciales